28 diciembre 2010

Una Nueva Mirada sobre la Navidad - Michel Odent

Un recién nacido entre un asno y un buey: muchos comparten hoy esta imagen simplificada de la Navidad.


Mi visión de la Navidad está inspirada en lo que he aprendido de las mujeres que han dado a luz en la más completa intimidad, sin sentirse guiadas ni observadas. Está también inspirada en el Evangelium Jacobi Minori, es decir, el protoevangelio de Jacques le Mineur1. Este evangelio fue salvado del olvido, a mediados del siglo XIX, por el místico austríaco Jacob Sorber, autor de La infancia de Jesús2. Según estos textos, María tuvo total privacidad en el parto, porque José la dejó para ir a buscar una partera. Cuando regresó, Jesús ya había nacido. Fue sólo cuando una deslumbrante luz se atenuó, que la partera se encontró ante una escena increíble, ¡Jesús ya había encontrado el pecho de su madre! La comadrona exclamó entonces: “¿Quién ha visto jamás un niño que apenas nacido tome el pecho de su madre?” Este es un signo evidente de que cuando se convierta en Hombre, este Niño juzgará al mundo según el Amor y no según la Ley.

La nueva mirada sobre la Natividad

El día que Jesús estuvo listo para llegar al mundo, María recibió un mensaje -un mensaje no verbal de humildad. Se encontró en un establo, entre otros mamíferos. Sin palabras sus compañeros la ayudaron a comprender que ese día tenía que aceptar su condición de mamífera. Tenía que sobrellevar su desventaja humana e ignorar la efervescencia de su intelecto. Tenía que segregar las mismas hormonas que otras mamíferas parturientas, a través de la misma glándula, o sea, la parte primitiva del cerebro que todos tenemos en común.

El ambiente estaba idealmente adaptado a las circunstancias. María se sentía segura, por lo que su nivel de adrenalina era el más bajo posible. El trabajo de parto pudo establecerse en las mejores condiciones posibles. Habiendo percibido el mensaje de humildad y aceptado su condición de mamífera, María se encontró “en cuatro patas”. En tal postura, y en la oscuridad de la noche, se desconectó fácilmente del mundo.

Poco después de su nacimiento, Jesús estaba en los brazos de una madre extática, tan instintiva como puede serlo una madre mamífera. En una atmósfera verdaderamente sagrada, Jesús fue bienvenido y pudo, fácil y progresivamente, eliminar las hormonas de estrés que produjo para nacer. El cuerpo de María estaba caliente. El establo también estaba cálido gracias a la presencia de los otros mamíferos. Instintivamente, María cubrió el cuerpo de su bebé con un pedazo de tela que tenía a la mano. Estaba fascinada por los ojos de su bebé y nada hubiera podido distraerla del prolongado contacto visual con Jesús. Este intercambio de miradas indujo otra oleada de oxitocina, de modo que el útero se contrajo nuevamente y envió un poco de la sangre preciosa de la placenta hacia el bebé a través del cordón umbilical y poco después salió la placenta.

Madre e hijo se sentían completamente seguros. María, guiada por su cerebro mamífero, permaneció de rodillas un ratito después del parto. Luego de la salida de la placenta, se puso de costado, con el bebé cerca a su corazón. En seguida, Jesús comenzó a mover la cabeza, de un lado a otro, abriendo su boca en forma de O. Guiado por su sentido del olfato, se acercó cada vez más al pezón. María, que aún se encontraba en un equilibrio hormonal muy especial, y todavía muy instintiva, supo perfectamente cómo sostener a su bebé e hizo los movimientos necesarios para ayudarlo a encontrar el pecho.

Fue así como Jesús y María transgredieron las reglas establecidas por la comunidad humana. Jesús –como un rebelde pacífico que desafió las convenciones- fue iniciado por su madre.

Jesús mamó vigorosamente durante un largo rato. Con el apoyo de su madre, pudo salir victorioso de uno de los episodios más críticos de su vida. En pocos minutos ingresó al mundo de los microbios, se adaptó a la atmósfera, se separó de la placenta, empezó a usar sus pulmones y respiró independientemente y se adaptó a la fuerza de gravedad y a las diferencias de temperatura. ¡Jesús es un héroe!

No había reloj en el establo. María no trató de tomar el tiempo que Jesús pasó mamando antes de dormirse. La noche siguiente, María tuvo sólo algunos episodios de sueño ligero; estaba vigilante, protectora y ansiosa de satisfacer las necesidades de la más preciosa de las criaturas terrestres.

En los días siguientes, María aprendió a reconocer cuándo su bebé tenía necesidad de que lo meciera. Había tal sintonía entre ellos, que ella podía perfectamente adaptar el ritmo del balanceo a la demanda del bebé. Mientras lo mecía, María empezó a canturrear unas melodías a las que agregó algunas palabras. Como millones de madres, María había descubierto las canciones de cuna. Fue así como Jesús comenzó a aprender lo que es el movimiento y luego, el espacio. Fue así como Él comenzó a aprender lo que es el ritmo y luego, el tiempo. Estaba entrando progresivamente en la realidad espacio-temporal. Conforme Jesús creció, María empezó a introducir cada vez más palabras en sus canciones de cuna y así fue como Jesús aprendió su lengua materna.

Referencias

(1) Proto-Evangelio de Jacques 19.2 Citado en: JesúsJean Paul Roux. Fayard, París 1989, p100.

(2) Jacob Lorber. L´enfance de Jesús ou l´évangile de Jacques. Capítulo 16 Editions Helios, Ginebra 1983. Título original : Die Jugend Jesu, Stuggart 1852.

Extracto del Libro: La Cientificación del Amor. EL Amor y la Ciencia Capítulo 19. Hacia una convergencia Ciencias-Tradiciones. Tercer Interludio. pag. 121. Autor: Michel Odent Editorial Creavida. 1999 Facilitador: Grupo Renaciendo Mar del Plata.

24 diciembre 2010

La Virgen María amamantaba al Niño Jesús

El 25 de diciembre se celebra en muchas partes del mundo el nacimiento de Jesús.
Esta imagen me encanta porque muestra el amor que las madres sienten por sus pequeños hijos, y su reciprocidad.
Jesús fue amamantado como todos los niños de esa época. A los tres años se llevaban al templo para su presentación, momento en el que comunmente coincidía con el destete. Hasta ese momento, los niños se consideraban "criados", se llevaban para dar gracias porque se habían logrado, en ese momento de la vida de Jesús, Lucas narra que se llevaron dos tórtolas como ofrenda, en agradecimiento.
 Maria amamantando al niño Jesús con una abundante cabellera

 
Hay muchas imágenes a través del arte en la que se puede ver la relación de lactancia entre María y su recién nacido Jesús, así como cuando era niñito. En la mayoría se presenta como el acto normal y alegre que sucede entre la madre y su niño. Ojalá pudieramos ver esa  imagen de los niños con sus madres actualmente con los mismos ojos de gozo y naturalidad.

 María amamantando al niño Jesús de pie (alrededor del año de edad, y muy probablemente con DIENTES)

En esta imagen María parece regocijarse mostrándose mientras alimenta a su niño, que está completamente de pie. Inclusive se ve su pecho y hasta su leche. ¿Cuántas madres se atreverían a alimentar así a su hijo sin miedo a ser criticadas?

Cuando veas en la calle a una madre amamantando, sonríele. No la cuestiones, no la critiques. Ella necesita tu apoyo


María amamantado al niño Jesús sentado (es decir de más de 6 meses)

Cuadro de Tiziano:





20 diciembre 2010

Seguridad de la lactancia materna durante el embarazo

Por Ana Charfén, IBCLC
He discutido algunas cuestiones generales que experimenta la mamá cuando se encuentra embarazada y amamantando a su hijo aquí. Hace relativamente poco tiempo, dentro de la historia de la humanidad, la situación más común es que una mujer se encontraba amamantando a su pequeño hijo, de uno o dos años, y estaba nuevamente embarazada. La lactancia materna era el modo en el que los embarazos se espaciaban naturalmente.

En la actualidad, globalmente, de acuerdo con Ruth Lawrence, el 50% de los embarazos suceden cuando la madre se encuentra amamantando.

La lactancia materna, cuando se hace de manera exclusiva, es un anticonceptivo efectivo durante los primeros seis meses después del parto, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos:
-Que no haya regresado la menstruación (cualquier sangrado posterior a los 40 días después del parto)
-Que la lactancia materna sea exclusiva (no usar biberones, chupones)
-Que el bebé tome el pecho frecuentemente, no pasen más de 4 horas entre tomas y no duerma toda la noche.
-Que el bebé sea menor de 6 meses de edad.

Si se cumplen esas condiciones, es tan poco probable quedar embarazada como si se tomaran píldoras anticonceptivas conjugadas, siendo la efectividad del 98%.

Hasta hace relativamente poco tiempo, no era tan rápido tener la certeza de que una estaba embarazada, y la lactancia materna se prolongaba mas alla de los 2 años o más. Asi que la mayoría de las mujeres empezaba su siguiente embarazo amamantando al bebé previo.

Actualmente, existe entre la comunidad médica la creencia de que la lactancia materna se debe suspender al encontrarse embarazada la madre. Muchas de ellas, sin embargo, sienten que aún no están listas para destetar, o sus hijos no están listos. Y con buenas razones, ya que la OMS y demás asociaciones médicas mundiales, recomiendan la lactancia materna por lo menos durante los primeros dos años de vida. Así que se encuentran ante el dilema de continuar con su lactancia durante el embarazo o suspenderla.

Sin embargo, varios profesionales renombrados avalan que se puede amamantar durante el embarazo, sin riesgos para la madre ni para el hijo que se está gestando:

Sociedad Italiana de Medicina Perinatal
"La SIMP, Soiedad Italiana de Medicina Perinatal, a través de su grupo que trabaja acerca de la lactancia materna ha revisado la literatura para determinar la compatibilidad médica del embarazo y la lactancia materna. NO encontramos evidencia que indique que una mujer sana tiene riesgo mayor de perder al bebé o parto pretérmino si amamanta mientras está embarazada. No hay evidencia de que amamantar durante el embarazo pueda causar restricción de crecimiento intrauterino, particularmente en mujeres de países desarrollados"

Ina May Gaskin, LM

The American Academy of Family Physicians:
Si la mamá esta bien alimentada, y su embarazo es normal, puede continuar con la lactancia.

Ruth Lawrence, MD, in Breastfeeding: A Guide for the Medical Profession

La Leche League International
Un estudio reciente en Irán sugiere que el amamantar durante un embarazo normal no incrementa la probabilidad de efectos no deseados en la madre ni en el recién nacido. Tampoco encontró diferencias de peso entre los bebés nacidos de madres que amamantaron en el embarazo y madres que no.
 
Recientemente, en Japón se llevó a cabo un estudio para determinar si el amamantar induce al aborto espontáneo
Se quería verificar la hipótesis de que aunque la lactancia materna se continúe durante el embarazo, no hay efectos peligrosos en el embarazo.

Se reclutaron 1010 mujeres embarazadas que hubieran tenido un bebé a término, sin experiencias de parto prematuro o abortos, y que continuaron amamantando cuando se les diagnosticó el embarazo. El grupo control estaba formado por 774 mujeres embarazadas que dejaron de amamantar por lo menos 3 meses antes de embarazarse. Se revisaron los resultados de cada embarazo retrospectivamente.
Los resultados de ese estudio, nos muestran que 8 de 110 embarazos (7.3%) resultaron en aborto espontáneo en el grupo de madres amamantando embarazadas, y 65 de 774 embarazos (8.4%) en el grupo control. No se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos (P> 0.05)

La conclusión del estudio es que la lactancia materna durante el embarazo no muestra ocasionar abortos
Otro mito común es que la lactancia materna durante el embarazo podría ocasionar que el bebé gestándose no crezca igual. Sin embargo el estudio llevado a cabo por Merchant muestra que no hay diferencia de peso al nacer entre los bebés que nacieron de una madre que amamantó a su hermano durante el embarazo, y los bebés cuyos hermanos fueron destetados más de 6 meses antes de ser concebidos.

Durante el momento de una toma de pecho, se segrega oxitocina, que puede causar contracciones leves del útero, al igual que se producen durante las relaciones sexuales. Si a la madre no se le prohibieron la relaciones sexuales durante el embarazo, y las contracciones solo perduran mientras el hijo está tomando el pecho, no hay evidencia de que se pueda afectar al embarazo

Así que el continuar con la lactancia materna durante el embarazo, es una decisión personal entre la madre y su hijo, y no debe estar influída por los mitos y falta de información que prevalecen.

En este artículo se pueden leer las situaciones comunes de la lactancia materna en el embarazo, y aquí se revisa lo que sucede durante la lactancia del bebé recién nacido junto con la de su hermano mayor, conocido como lactancia en tandem.
 En este post, una médico IBCLC habla de la seguridad de la lactancia durante el embarazo

15 diciembre 2010

lactancia de Jaime Sabines

Jaime Sabines es uno de mis poetas favoritos. En este poema, habla de su lactancia prolongada, que en la adultez recordaba:

Pero nací también (porque nací)


al sexto sol del día,
en el último vientre de mi madre.
(Mi madre es mujer
y no tuvo ningún que ver con Dios.)


Hasta agotar sus senos me desprendí
(leche de flor bebí).
Mi padre me dijo: levántate y anda
a la escuela

Jaime Sabines

27 noviembre 2010

Pobre bebé de Napoléon

¡Pobre pequeño "Napkin"! por supuesto debes saber que "Napkin" es el pequeño bebé de Louis Napoléon, pero tal vez no sepas que su mamá no lo amamanta ella misma. ¿Me pregunto si ella sabe todo el placer que se pierde al no hacerlo? Me pregunto si ella sabe lo dulce que es despertar en la noche y encontrar la suave manita de un bebé sobre el cuello y su linda cabecita descansando sobre mi brazo? ¿Me pregunto si ella sabe lo hermoso que es un bebé cuando se despierta en la mañana, levantando su cabecita... Y observándote con sus ojos lustrosos y rosadas mejillas, tan parecido a un capullo recién abierto cubierto de rocío? Y me pregunto si ¿ella sabe lo delicioso que es darle al pequeño bandido hambriento su desayuno? No, no; ¡pobre Eugenia! ¡Pobre emperatriz! Ella no sabe nada de esto. Ella tiene todo el dolor de una madre y ninguno de los placeres de una madre. Ella contrata una mujer para amamantar y dormir con el pequeño "Napkin".
Sara Parton, 1857, la nodriza

24 noviembre 2010

yo no me callé

Con la imagen de mi hijo sobre el pecho, recuerdo esto.
En una época descubrí el privilegio de reunir la fuerza de seguir a mi instinto,
y rendirme al amor que mi hijo recién nacido inspiraba en mi.
A menudo me lo preguntaba.
¿Es normal que no quiera soltar a mi hijo?
¿Está bien que prefiera tenerlo en brazos,
besarle la cabeza,
contarle las pestañas
rodear mi dedo con su manita
a dejarlo en su cuna?
¿Es correcto que abandone el camino que me había labrado,
la seguridad económica,
por no resistirme a esta fuerza sutil, pero poderosa que me impide soltar a mi bebé?
Enamoramiento es una palabra que describe a ese sentimiento.

Es un privilegio el tiempo que mis hijos vivieron sobre mi pecho y entre mis brazos.
Soy afortunada porque al hacerlo descubrí el destino que se había preparado para mi, desde el principio.

Tuve suerte de que se me concediera nutrirlos con mi cuerpo y con mis besos,
porque yo recibía a través de ellos el mejor alimento: su aroma. El olor de mi criatura.

Y a través de su olor, nutría también mi alma,
el alma de un bebé que lloró incansablemente el primer año de su vida.

Era creencia común cuando nací que los bebés deben ser alimentados de acuerdo al reloj. No necesitaban nada más que alimento, y estar limpios. El tiempo que transcurría entre un alimento y el siguiente, los pasaba sola en mi cuna, aparentemente llorando. O eso es lo que dicen las crónicas de esa época, ya olvidadas y enterradas. Hasta el pediatra decía que llorar era muy bueno para los pulmones.

La mayoría de los bebés que siguen este régimen, aprenden su primer lección de sumisión tan pronto nacen. Al ser sometidos a este modo de criar, casi todos los bebés lloran inconsolablemente por horas, un día, dos, tres. Dicen que casi todos para cuando tienen 3 meses, no lloran más.

La mayoría, pero no todos. Algunos bebés no se quedan callados, resistiéndose a la injusticia de ser arrebatados del amor y respeto que les corresponde al llegar a este mundo. Sin resignarse a ser tratados como objetos.

Lloran de verdad y llora su alma. Y no pueden dejar de decirlo, cada vez que alguien se los recuerda.

Y cuando llegan a ser adultos, y tienen una voz clara, lo dicen una y otra vez: Ningún niño merece llorar solo.
Yo no me callé. Yo soy la voz de los bebés. Y mientras tenga voz y tenga fuerza, seguiré ya no llorando, pero si resistiéndome ante mi primera lección de sumisión. Y hablaré y escribiré, a todo el que me quiera escuchar o leer:

Todos los bebés son seres humanos. Es algo tan lógico y tan olvidado. Las necesidades emocionales de los bebés son tan válidas como las de los adultos. A pesar de que uno haya llorado en la indiferencia, tiene la capacidad de romper el ciclo del abandono. A los adultos amados no se les niegan los brazos y la compañía. A los bebés tampoco. Solo hay que dejar fluír el amor que hay en tu pecho, sentirlo y no resistirse.

Ana Charfén, IBCLC, LLLL

17 noviembre 2010

Cargando al bebé en un fular en México

En México las mujeres tradicionalmente han llevado a su bebé anudado a su cuerpo, en el rebozo. Así han podido continuar con sus actividades diarias mientras que satisfacen las necesidades emocionales de su bebé de sentirse cerca de su mamá.
El fular es una tela suficientemente larga, a la manera del rebozo, que sirve para llevar al bebé cerca del corazón, y mantenerlo contento y estimulado, mientras que la mamá disfruta de la libertad de tener las manos libres, y sobre todo un bebé contento que no llora.
Muchas mamas, se dan cuenta unos días o semanas después de que nació su bebé, de que el crío solo quiere estar en brazos, y que no llora cuando la mama lo carga. Muchas veces lo único que necesitan para dormir largos periodos de tiempo, es estar en el regazo de su madre. Recuerdo cuando era una madre primeriza y mi hijito lloraba cuando lo ponía en su porta bebé mientras yo quería tender mi cama. Recuerdo que pensé: ¿lo debo dejar llorar? ¿Lo estaré malcriando? Pronto me di cuenta de que mi bebé era mas feliz cuando estaba en mis brazos. Como madre primeriza, me dedicaba a cargar todo el día a mi bebé. Luego me di cuenta de que había una manera muy sencilla de tener al bebé completamente contento, y sin llorar. Teniéndolo adherido a mi cuerpo con un cargador de bebé de tela suave.
Los fulares Cozybebé están hechos de una tela de algodón y licra, muy suave, lo cual los hace ideales para bebés desde que son recién nacidos, hasta que quieran seguir en brazos, ya que es elástica y se adapta tanto al cuerpo del bebé como de la mamá, muy cómodamente.
Las ventajas de cargar al bebé son:
-Se convierten en adultos más seguros porque resolvieron sus necesidades emocionales de estar en brazos de su madre, cuando fue el tiempo adecuado, es decir cuando fueron bebés.
-El bebé llora menos y está mas contento
-Si tiene reflujo, la posición vertical le ayuda a que no se le regrese la leche.
-El movimiento constante de su mamá lo arrulla.
-La mamá le platica, lo besa, lo tiene a la mano mientras hace sus actividades.
-El bebé recibe el mejor estímulo, la voz y los brazos de su madre, desde el lugar donde está más feliz.
-El bebé ve el rostro se su mamá y de otros adultos, y escucha sus conversaciones.

¿Existe un mejor lugar en el mundo para un bebé que los brazos de su mamá?  ¡carga a tu bebé, llévalo cerca de tu corazón!

04 noviembre 2010

El tamaño del estómago de tu bebé recién nacido

Adaptado de Ameda Por Ana Charfén, IBCLC

Cuando nuestro bebé nace, las mujeres producimos calostro en nuestro pecho. El tamaño del estómago del bebé está en relación con la cantidad de calostro o leche que producimos.
Al nacer, el tamaño del estómago del bebé es de una canica. Puede guardar de 5 a 7 ml de calostro. Eso es aproximadamente una cucharadita. El calostro que produce la mamá es más que suficiente para llenar la pancita de un bebé recién nacido.

Pero hay más, los investigadores han encontrado que en el día 1 ( día del nacimiento) el estómago del bebé no se puede estirar más, como lo puede hacer un día después.

Incontables enfermeras en los hospitales han descubierto que los bebés durante el primer día, cuando son alimentados una o dos onzas con biberón, tienden a vomitar esa leche. Las paredes del recién nacido se mantienen firmes, expulsando la leche extra, en lugar de estirarse para contenerla.

El día 1, el estómago de un recién nacido puede guardar de un sexto a un cuarto de onza (5 a 7 ml) en cada toma. No nos sorprenda que esa es la cantidad de calostro que está lista y esperando en el pecho de su madre.

Para el día 3, ya que el bebé ha estado tomando estas pequeñas comidas, su estómago se expande al tamaño de una bolita de ping pong, para poder contener más leche (22 a 27 ml. menos de una onza).

Para el día 10, su estómago ya es del tamaño de un huevo grande de gallina (60 a 81 ml)

¿Es buena ideal el dar más leche a un recién nacido en cada toma para tratar de estirar su estómago más pronto?. No. Muchas tomas pequeñas ayudan a crear un patrón más saludable de alimentación desde el inicio. Los expertos nos dicen que es más saludable para los adultos comer cantidades menores, más frecuentemente, y lo mismo es cierto para los bebés y los niños. El intentar que un bebé tome más leche, puede provocar sobrealimentación. Si el sentirse demasiado lleno durante las tomas se convierte en la norma para un bebé, esto lo puede llevar a hábitos alimenticios poco saludables que contribuyen a la obesidad infantil más adelante.

30 octubre 2010

Bebé que se prende por si mismo del pecho

Todos los bebés al nacer cuentan con el instinto de buscar el pezón de su madre para succionar y obtener leche. Lo único que debemos hacer es colocar al bebé sobre el vientre de la madre entre ambos pechos para observar como por si mismo hace los movimientos necesarios para encontrar el pezón. Es importante que las manos del bebé no se limpien al nacer, sino que tengan líquido amniótico, y que los pezones de la madre tampoco se laven. El pezón tiende a oscurecerse durante el embarazo ya que el recién nacido distingue mejor los colores contrastados.

23 agosto 2010

¿Cuanto tiempo debe tomar leche materna el bebé?

¿Cuánto tiempo debo darle el pecho a mi hijo?
¿Por cuanto tiempo debo amamantar a mi bebé?
¡Compra un rebozo para cargar a tu bebé!


Por Ana Charfén, IBCLC

Es una pregunta que cuando tenemos un bebé nos hacemos las madres. Y es una pregunta que cada madre debe decidir, junto con su bebé. El darle el pecho al bebé es algo que desgraciadamente muchas de nuestras madres no hicieron, y ellas, las abuelas, tías y hermanas, que eran las que enseñaban a las nuevas madres a amamantar, ya no nos pueden mostrar cómo. Esto aunado al desconocimiento de algunos médicos del proceso de la lactancia materna , hacen que la madre amamante menos tiempo de que hubiera deseado. La duración de la lactancia materna es una cuestión personal, pero siempre será la mejor opción para todos los bebés.

Muchas madres encuentran que asistir a un grupo de apoyo a la lactancia materna, les provee el apoyo, la información y el aliento que necesitan para continuar amamantando.

Algunas madres afortunadas, descubren que el dar el pecho a su bebé además de ser el modo óptimo de que reciban la mejor alimentación, les produce una profunda satisfacción y les ayuda a resolver otras necesidades tanto físicas como emocionales del bebé. El ver crecer al hijo con la leche propia es una gran felicidad para una mamá. El saber que con dar el pecho se ayuda a dormir al hijo, a calmarlo cuando está inquieto, a darle todo el amor que una madre puede dar, es algo que vale la pena intentar a fondo.

Los Organismos Mundiales de Salud, y las mayores Asociaciones Médicas, tienen políticas acerca del amamantamiento.

Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud, (OMS) en su documento acerca de la Nutrición del bebé y del niño pequeño habla de los beneficios de la lactancia materna exclusiva y afirma:

Como una recomendación global pública de salud, los bebés deben ser exclusivamente amamantados por los primeros 6 meses de vida, para obtener un crecimiento, salud y desarrollo óptimos. Después de eso, para satisfacer sus requerimientos nutricionales que van evolucionando, los bebés deben recibir alimentos complementarios nutricionalmente adecuados y seguros, mientras que el amamantamiento continúa hasta los dos años de edad o más.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) en su Política del amamantamiento y uso de la leche materna dice:

La lactancia materna exclusiva es la nutrición ideal y suficiente para promover el crecimiento y desarrollo por aproximadamente los primeros seis meses de edad. Se recomienda que el amamantamiento continúe por lo menos doce meses, y después de eso, por tanto tiempo como sea mutuamente deseado.

Así mismo, debido a los prejuicios que hay en contra de la lactancia materna prolongada, expresamente afirma:

No hay un límite superior para la duración de la lactancia materna, y no hay evidencia de daño psicológico o del desarrollo por amamantar más de tres años o aún por más tiempo.

Algunas personas, por falta de conocimiento e información, pueden afirmar que a partir de cierta edad, la leche materna pierde sus características nutritivas. Esto es algo completamente falso, como se demostró en el estudio “Grasa y contenido de Energía de leche materna humana extraída en la lactancia prolongada” Publicado en Pedriatrics.

La Leche humana extraída de madres que han estado lactando por mas de un año tiene cantidades de grasa y energía incrementadas, comparada con la leche extraída de mujeres que han estado lactando por periodos mas cortos. Durante la lactancia prolongada, la contribución de energía de la grasa de la leche materna a la dieta del infante, puede ser significativa.

Las personas que indican que una madre debe destetar en determinado momento, simplemente desconocen el proceso y la normalidad de la lactancia materna y los beneficios tanto físicos como emocionales que los lactantes pierden al ser destetados prematuramente.

No existe un Organismo de Salud que recomiende la lactancia materna por menos de un año, y la mayoría sugieren un tiempo mínimo de 2 años, tales como la Asociación Española de Pediatría, que nos dice:

¿Hasta cuando es bueno que mame mi hijo? ¿cuándo hay que destetarlo?http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/preguntas-frecuentes-sobre-lactancia-materna#t48n159

El patrón de duración de lactancia en los humanos hasta hace menos de 100 años, y todavía hoy en sociedades no contaminadas por la civilización predominante, ha sido de 3 a 4 años con variaciones entre el año y los 7 o más años. En el momento actual la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan mantener la lactancia hasta los dos años o más, en todos los países del mundo.

  • El amamantamiento es un acto personal entre madres e hijos.
  • La leche de la madre de la propia especie, siempre es mucho mejor que la de un animal de otra especie.
  • En el primer año se recomienda ofrecer el pecho antes de las comidas.
  • Los niños que maman por encima del año siguen obteniendo una cantidad sustanciosa de calorías y micronutrientes (hierro, calcio, vitaminas) de la leche que toman de sus madres (en ocasiones, por encima del 50% de las necesidades diarias).
  • Después del primer año y por lo menos hasta el segundo, es recomendable que el niño realice al menos 4 tomas de pecho al día, antes o después de las comidas, por la noche, etc. En esta etapa muchos niños maman como postre y cuando están enfermos, es lo único que comen.
Cuando la madre desee destetar a su bebé debe hacerlo con delicadeza y paulatinamente. Dejarle llorar o irse de viaje son soluciones crueles y desconsideradas hacia él. Se puede dulcificar el proceso de varias maneras:
  • Posponer el pecho o darlo con condiciones (cuando termines la comida, cuando vayas a dormir, sólo en casa, o sólo en ...) para ir disminuyendo el número de veces que mama.
  • Cuando insista y "no sea el momento elegido", conviene proporcionarle otro tipo de consuelo: jugar, hacer un puzzle, leer un cuento, hacernos cosquillas, cantar, jugar al escondite, guardar los muñecos, etc.
  • Hablar con el niño, darle alguna explicación de por qué "ahora no se puede" (mamá está cansada, ya comes bocadillos y con tenedor,...). Los niños son mucho más comprensivos de lo que se espera si perciben en sus padres un verdadero deseo de comunicarse y de compartir.
  • Darle muestras de cariño continuamente (no sólo se ama dando el pecho).
Los niños no llegan a ser más o menos independientes según el alimento que hayan tomado sino el modo en que se les ha dado éste (condicional o incondicional). En realidad no depende del tipo de alimentación sino del estilo de crianza.

En este vínculo se puede ver un excelente video de la Asociación Española de Pediatría acerca de la lactancia materna prolongada

Por su parte la Sociedad Argentina de Pediatría nos indica en su documento acerca de alimentación:

La Leche materna es el alimento ideal para el bebé durante los primeros 6 meses. No necesita ningún otro alimento. Luego de los 6 meses y hasta los dos años, el pecho sigue siendo un excelente alimento, junto con otros alimentos que se irán agregando

Dos años es el tiempo mínimo que el bebé humano es considerado lactante. Simplemente no tiene sentido sustituir una leche superior con otra inferior. Uno como padre o madre crítico, debe preguntarse las razones por las cuales, ante tanta evidencia de que los bebés humanos necesitan leche humana, se recibe el consejo de destetar prematuramente.

¿Después de todo, que otra especie de mamífero desteta a su cría para darle leche de otra especie?

Todos los bebés quieren. Todas las mamás pueden, ¡amamanta a tu bebé!

13 agosto 2010

Para el sueño infantil, el ser receptivo es mas importante que la rutina

De Eurekalert
Traducido por Ana Charfén, IBCLC

Los padres comprenden el reto de hacer que sus bebés y niños pequeños duerman durante la noche, y ahora los investigadores de Penn State muestran que estar emocionalmente receptivo puede reducir las interrupciones del sueño, y ayudar a los infantes y niños pequeños a dormir mejor.

"La hora de dormir puede ser un momento muy emocional. Precede la separación más larga del día para casi todos los infantes", dice Douglas Teti, profesor de desarrollo humano y estudios familiares.

 "Me dí cuenta de que ir a dormir, y dormir bien, es mucho mas facil para algunos niñitos que para otros, y quería comprobar que factores estaban involucrados en esto, y lo que los padres y sus hijos contribuyen para los patrones del sueño"

En el estudio, que examinó el comportamiento de las madres durante el tiempo previo a dormir de sus hijos, los padres tenían mayor éxito con el sueño de sus hijos cuando respondían apropiadamente a las necesidades de sus hijos. Estos incluían mostrar desinterés en una actividad o simplemente mirar a los ojos inquisitivamente a algún padre. Por ejemplo, una madre en el estudio, hablaba tranquilamente y calmadamente a su bebé de 6 meses mientras lo amamantaba.

"Ella continuamente contemplaba el rostro del bebé, y cada vez que el bebé vocalizaba, ella respondía prontamente (por ejemplo: "Está bien")" Reportan los autores en una publicación reciente de Jornadas de Psicología Familiar.
En contraste, una madre diferente en el estudio "Hablaba de manera dura cun su hijo de 24 meses durante el tiempo que le leía un libro, a pesar de que el niño mostraba signos claros de que estaba perdiendo el interés (Por ejemplo, el niño se trataba de zafar y continuamente se distraía cambiando de foco de concentración)", Los autores notan, El Resultado: "El niño se levantó y se fue del cuarto 4 veces antes de que eventualmente se durmiera"

Cuando los padres proveen reafirmación a través de la comunicación emocional, Teti y sus colegas creen que le ayudan al niño a saber que está en un ambiente seguro.

"Las emociones son la forma más básica de comunicación entre los bebés y sus padres" Dice Teti.

Sus hallazgos sugieren nuevos retos para los padres, ya que sugieren que el estar emocionalmente disponible --Poner atención a lo que pide el bebé y responder apropiadamente -- Es más efectivo que un cierto comportamiento antes de la hora de dormir en promover un mejor sueño.

Los investigadores no encontraron una relación significativa entre las interrupciones del sueño y la cantidad de tiempo que los padres estuvieran en contacto cercano con sus bebés o que estuvieran involucrados en actividades calmadas antes de la hora de dormir. Esto contradice investigaciones anteriores, que decían que un contacto físico prolongado con uno de los padres, evita la habilidad del bebé de dormir por si mismo.

Este estudio fue uno de los primeros en utilizar obervación directa de los patrones de sueño infantiles, y es el primero en usar múltiples cámaras de video en los cuartos de los padres y los niños para captar las interacciones entre ellos durante la noche.

"El dormir es un contexto acerca del que sabemos poco", dijo Teti. "Puede ser un periodo muy cargado emocionalmente para los padres y sus bebés. Observando las interacciones entre los padres y sus hijos en este contecto puede ser mas revelador para los resultados durante la infancia que lo que puedas ver en una sesión más estructurada de juego diurno" Muchos estudios existentes de crianza se han enfocado en ambiente de juego cotnrolados, en los cuales los investigadores han estudiado las interacciones y emociones entre los padres y sus hijos.

El estudio de Teti, SIESTA (Study of Infants´Emergent Sleep TrAjectories) obervó datos de 35 familias, y está viendo resultados muy similares en un estudio que se está llevando a cabo, longitudinalmente, SIESTA II, que es una análisis más profundo de los factores que promueven el sueño infantil mientras que los bebés van creciendo, desde el mes hasta los 24 meses. SIESTA II está patrocinado pro el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano.

Uno de los siguientes pasos va a ser examinar los vínculos entre los estilos temperamentales infantiles, la crianza a la hora de dormir y durante la noche, las interrupciopnes del sueño, y el desarrollo, de acuerdo con Teti.

Otros autores del papel incuyen a Bo-Ram Kim, Gail Mayer y Molly Countermine, dodos estudiantes graduados de Desarrollo Humano y Estudios Familiares de Penn State al momento de la investigación.

07 agosto 2010

Dar Teta es Dar Vida

Aprendiendo a ser mamíferos de nuevo

Aqui copio un excelente artículo del Diario el País para que no se pierda en la inmensidad de Internet

Aprendiendo a ser mamíferos de nuevo
Pocas mujeres dan a sus bebés el pecho pese a las políticas públicas de fomento de la lactancia materna - Pesan la cultura del biberón y la falta de formación y apoyo de los profesionales
CECILIA JAN 04/08/2010

 Una de las experiencias más agobiantes para una madre primeriza es intentar que el bebé llorón y hambriento que acaba de revolucionar su mundo se enganche al pezón, dolorido por las grietas, mientras su suegra repite: "Dale un biberón, se crían igual de bien". Y es que cualquier conversación de madres, un vistazo a los foros de Internet, o la cantidad de artilugios inventados para facilitar la lactancia materna parecen indicar que somos unos extraños mamíferos que ya no sabemos alimentar a nuestros bebés, y que nos extinguiríamos si no existieran los biberones.

Falsos mitos sobre la lactancia materna
Los riesgos del biberón
Carlos González
ENTREVISTA DIGITAL - 03-08-2010
Pediatra y autor de 'Un regalo para toda la vida. Guía de la lactancia materna'.

Código de comercialización de sucedáneos de la leche materna
DOCUMENTO (PDF - 561,27Kb) - 04-08-2010

Real Decreto de comercialización de leches artificiales
DOCUMENTO (PDF - 171,87Kb) - 04-08-2010

La noticia en otros webs
•webs en español
•en otros idiomas
La OMS aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses

Solo se sigue esta recomendación con el 36% de los niños españoles

La industria ha logrado que se vea la leche de fórmula como la más norma

Las madres no han podido aprender de otras mujeres cómo se amamanta
¿Por qué algo en teoría natural resulta tan difícil hoy en día, hasta el punto de que muchas madres deciden no dar a sus bebés leche materna, pese a sus incontables beneficios, tanto para la salud como para la vinculación afectiva? La Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef y la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomiendan amamantar de forma exclusiva (sin agua, zumos, infusiones, ni leche artificial) hasta los seis meses de vida, y seguir con la lactancia, junto con otros alimentos, hasta los dos años o más.

Pero la realidad es muy distinta: aunque a la salida del hospital, la mayoría de las madres (80%) dan el pecho, a los tres meses solo el 52,5% de los niños toman leche materna en exclusiva, y a los seis, el 36%, según los datos que dio el lunes, comienzo de la semana mundial por la lactancia, la AEP.

Una mezcla de falta de formación y de apoyo coordinado de los profesionales, junto con la información insuficiente de la futura madre, sometida a un bombardeo de falsos mitos y presiones familiares y sociales, dificultan que se cumplan las recomendaciones sanitarias y los deseos de muchas mujeres de prolongar la lactancia. Subyace la pérdida de referentes culturales, tras décadas en las que no hemos podido aprender a amamantar observando a otras mujeres pues el biberón se ha convertido en la norma, en gran parte por la mercadotecnia agresiva de los fabricantes, que han logrado que se vea como positivo alimentar a los bebés con leche de otra especie -la vaca- en la que hay que eliminar y añadir componentes para imitar a la leche materna. Si se suman las raquíticas políticas para compaginar lactancia y trabajo, como la baja maternal de 16 semanas, el resultado es obvio.

La vivencia de Mónica Cuello, de 31 años, es un ejemplo de esta conjunción de factores. No pensaba amamantar -"mi madre no pudo", dice, algo de lo que están convencidas muchas mujeres que dieron a luz en la segunda mitad del siglo XX-, pero tras las clases de preparación al parto, decidió hacerlo. "El problema es que te dicen que es importante dar el pecho, pero no cómo ni qué esperar", opina esta mujer trabajadora. "No me informé más pues creía que era algo natural".

Cuando nació Alejandro, hace 15 meses, se dio de bruces con la realidad. "El primer día ni me preguntaron cómo me iba. Sólo me dijeron que me lo pusiera 10 minutos a cada pecho cada tres horas". Cuello pensaba que mamaba bien, pero al día siguiente había perdido el 7% de peso, y le dieron un biberón de leche de fórmula. Cuando al fin una matrona le ayudó a colocarse al niño al pecho, le dolió mucho. "Me dijo que tenía que doler". Esta madre abandonó la lactancia antes de salir del hospital. "Del dolor tan fuerte me deprimía y no me permitía estar bien con el bebé".

"El mayor error es que las madres lleguen pensando que dar el pecho es fácil", opina Jesús Martín-Calama, coordinador nacional de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia. Lanzada por la OMS y Unicef, acredita a los hospitales que cumplen una docena de pasos con el sello IHAN, que en muchos países se identifica con una atención de calidad. "En el 50% de los casos, hay problemas", dice Martín-Calama. "Los bebés se tienen que adaptar al pecho de su madre, y para eso, necesitan paz, tranquilidad, tiempo para ponerse en contacto y acoplarse", explica. "Que quede claro que los primeros 10 días no es fácil, no es lo bonito que vendrá luego. Pero como no ayudes a la madre esos primeros 10 días, se quedará sin vivir esa experiencia".

Para Martín-Calama, "lo que distorsiona todo es la gran facilidad para solucionar cualquier problema con un biberón, lo que no sucede en la naturaleza. Al mínimo contratiempo, se tira la toalla", afirma. "El mundo sanitario sigue sin confiar en que la madre produzca suficiente leche, lo que hace que muchas abandonen en los primeros meses", critica Gema Cárcamo, presidenta de Multilacta, una asociación madrileña de apoyo a la lactancia.

"Ni para ser médico ni pediatra me enseñaron nada sobre lactancia", dice Carlos González, autor de Un regalo para toda la vida. Guía de la lactancia materna. "Ahora sí se hace, pero los médicos que llevan más años necesitan un reciclaje". Es un problema común en los países desarrollados. "Con demasiada frecuencia, cuando hay dificultades, los profesionales de la salud suplementan con biberones, por falta de las destrezas o la experiencia necesarias", dice Bernadette Daelmans, médica del equipo de salud y desarrollo de recién nacidos y niños de la OMS.

Josefa Aguayo, miembro del comité de lactancia materna de la AEP y jefa de sección de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla va más allá: "Hay muchas interferencias. Empieza desde la medicalización del parto, lo que se ha extrapolado a la lactancia y la crianza", opina. "Aún hace falta mucha formación", afirma Aguayo, para la que es fundamental que los profesionales, desde atención primaria, transmitan un "único mensaje" a la mujer. Coincide Concepción Martínez, vicepresidenta de la Federación de Asociaciones de Matronas de España, quien añade: "Se ha perdido el instinto. Un recién nacido, si lo dejas sobre su madre, piel con piel, a los 70 minutos como máximo empieza a mamar".

La experiencia de Cuello también muestra una situación frecuente, tanto en centros públicos como privados: la contradicción de que una política oficial de apoyo a la lactancia materna, en la práctica, choca con rutinas anticuadas, falta de formación o un simple comentario de un profesional, que dicho en un momento de máxima sensibilidad y agobio, puede acabar con el deseo de amamantar de la mujer.

Aunque el hospital de Cuello siguió la recomendación de poner al recién nacido sobre la madre, llevó a cabo prácticas desaconsejadas: fijar duración y tiempo a la toma, dar leche artificial sin haber intentado que la madre se extrajera leche, y hacerlo en biberón en vez de con jeringuilla (para evitar que el bebé confunda el modo de succionar la tetina con el del pezón, totalmente distintos). Y por último, dejar que la mujer se fuera con la convicción de que dar el pecho es doloroso, cuando con solo corregir la postura podría haber dejado de serlo.

"Desde 2008, sabiendo que las cosas no se hacían bien, empezamos un proyecto de fomento de la lactancia materna", explica la doctora Begoña Arias, responsable de este programa en los hospitales de Sanitas, entre ellos el de La Moraleja, donde dio a luz Cuello. Arias reconoce que, por desgracia, "estas cosas puntuales seguirán pasando", aunque se trabaja para evitarlo: han dado charlas de formación a todo el personal, están cambiando protocolos de actuación, y han creado una consulta externa de lactancia para las madres una vez recibida el alta.

"Es muy difícil lograr el cambio de mentalidad de todos los profesionales de un centro", confirma Martín-Calama. En España, sólo hay 15 hospitales acreditados por la IHAN, y otros dos están en proceso muy avanzado. Son menos del 10% del total, frente al 90% en países como Suecia o Noruega. "Hay que poner a todo un hospital, incluidos auxiliares o celadores, a trabajar para una causa", explica.

El 12 de Octubre (Madrid) está a punto de lograr la acreditación, algo meritorio, según Martín-Calama, dado el tamaño del centro, con 7.000 trabajadores. Es el primer hospital español con un banco de leche materna, y sigue prácticas como limpiar al recién nacido o valorar su salud encima de la madre, incluso tras una cesárea si su estado lo permite. Las vacunas o el peso se posponen dos horas, y se intenta que madre y niño se separen lo mínimo. Un profesional observa la primera toma para prevenir problemas.

Este centro cuenta con una consultora certificada en lactancia materna, Juana María Aguilar. Una de sus labores es impartir talleres a las madres ingresadas. En camisón, y la mayoría con el bebé de pocos días en brazos, las mujeres, algunas muy jóvenes, muchas inmigrantes, desgranan sus dudas. "Las clásicas son: 'No tengo leche', '¿Le alimentará lo suficiente?' y '¿Se queda con hambre?", resume Aguilar. Durante la charla, muy participativa, esta enfermera intenta reforzar la confianza de las madres.

"El pilar fundamental es que la mujer desee lactar. Cuantas más armas le ofrezcamos para que informe a la familia y a la pareja, mejor", afirma. Armas necesarias para vencer la presión de madres y suegras de las parturientas. "Pues yo te crié con biberón y mira qué bien estás". O "¿Por qué pide tanto? Se ha quedado con hambre", son dos clásicos que alimentan las inseguridades maternas.

Una vez la madre consigue lo más difícil, instaurar la lactancia, las presiones, incluso de los propios pediatras, continúan con comentarios como "ya es muy grande para tomar el pecho" o "lo estás malcriando". "A menudo, familiares y amigas de la madre saben muy poco de lactancia, o han tenido experiencias negativas y no la pueden ayudar. De hecho, puede oír todo tipo de comentarios destructivos de gente ignorante que no entiende el proceso de la lactancia", afirma por correo electrónico Christiane Rudert, experta en nutrición de Unicef.

Por suerte, el panorama, poco a poco, está cambiando. "Hace 20 años, era rarísimo que alguien diera el pecho más de seis meses", asegura Carlos González, quien reivindica el amamantamiento, más allá de los beneficios para la salud, como "un derecho, una experiencia vital" muy importante para muchas mujeres. "Mejorará a medida que salgan nuevas generaciones de médicos con formación en lactancia materna, y se vean más mujeres dando el pecho. Es un círculo virtuoso".

Falsos mitos sobre la lactancia materna
Los expertos consultados para este artículo responden:

- No tendré suficiente leche. Muy pocas mujeres no producen leche. Tener más depende de que el bebé mame muchas veces y de forma eficaz, vaciando el pecho. Para que el pecho adapte su producción a la necesidad del niño, hay que darle cada vez que pida, no "cada tres horas 10 minutos de cada pecho".

- Se queda con hambre. Al dar el pecho, nunca sabemos cuánto toma el bebé. Por eso hay que darle según pida y dejar que llegue a la leche del final, más grasa. Hay épocas en que mama con más frecuencia (brotes de crecimiento), para aumentar la producción.

- El calostro no es bueno. La primera leche, muy concentrada, tiene muchas proteínas y defensas. Se produce poca porque el estómago del recién nacido es muy pequeño, como una canica.

- Dar de mamar duele. En situaciones normales, no duele. El dolor es síntoma de problemas, como las grietas, que son fruto de una mala postura al mamar, y desaparecen al corregirla.

- Mi bebé crece menos que los que toman biberón. Hasta hace poco, las curvas de crecimiento se basaban en niños alimentados con leche artificial, lo que podía llevar a recomendar una obesidad prematura. La OMS ha publicado nuevas tablas, con los niños amamantados como referencia de crecimiento saludable.

- Toma el pecho por vicio, lo malcriaré. La OMS recomienda amamantar como mínimo hasta los dos años. El pecho no solo es alimento, también consuelo, por eso los chupetes imitan al pezón.

- No puedo dar el pecho porque tomo medicamentos. Muy pocos tienen efectos sobre la leche materna. Consulte si es compatible aquí (hospital de Denia).


Los riesgos del biberón
Si hubiera una vacuna que redujera el riesgo de meningitis bacteriana, diarrea, otitis, infecciones respiratorias, diabetes, linfoma, leucemia, obesidad, asma y síndrome de muerte súbita del lactante, ¿se la pondría a su hijo? ¿Y si además protegiera a la madre de la osteoporosis, el cáncer de mama y de ovarios y la ayudara a perder peso? Esa vacuna existe, pero pocos niños y mujeres se benefician de ella, y menos de la forma óptima recomendada por las organizaciones médicas. Es la leche materna.

"Las ventajas son tantas que más bien hay que hablar de los inconvenientes de los sucedáneos de la lactancia materna. Es como con el tabaco: hay que proteger de la lactancia artificial, no demostrar las ventajas de la lactancia materna", afirma Josefa Aguayo, del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría. Aunque la creencia popular es que las leches de fórmula son casi tan buenas como la materna, los expertos alertan de sus riesgos: "Hay más alergias, riesgo de desarrollar procesos infecciosos, obesidad...", cita Aguayo.

Según la OMS, la prolongación de la lactancia hasta los seis meses en exclusiva y hasta los dos años de forma complementaria salvaría cerca de 1,5 millones de vidas anualmente. Incluso en sociedades industrializadas, la leche artificial se asocia a mayor riesgo de enfermedad y muerte: "Un estudio muestra que se podrían salvar 9.000 vidas al año en EE UU mediante el amamantamiento exclusivo y prolongado" por la reducción del riesgo de muerte súbita, dice Christiane Rudert, de Unicef.

El fomento de la lactancia es "una prioridad", dice Concepción Colomer, directora del Observatorio de Salud de las Mujeres, del Ministerio de Sanidad. "Aquí no hay controversia, está demostrado que es lo más conveniente". Por eso la estrategia de salud sexual y reproductiva que preparan Gobierno, comunidades autónomas y asociaciones científicas incluye un apartado sobre el tema. Uno de los puntos del texto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, es "aplicar el código de comercialización de sucedáneos de leche materna" para "proteger la lactancia materna de prácticas publicitarias engañosas que inducen al abandono de la misma". El marketing de los fabricantes fue uno de los factores que hicieron que en el siglo XX la lactancia materna casi desapareciera en los países desarrollados. El código, aprobado en 1981 por la OMS, prohíbe anunciar leche artificial o dar muestras. Pero en España y en el resto de la UE sólo se aplica parcialmente.

¿Y si la madre no quiere dar el pecho o no lo consigue? "Lo importante es que la decisión sea informada. No hay que presionar a la mujer", dice Aguayo. "Prefiero una madre que dé el biberón con cariño a una que amamanta con mala leche", opina Gema Cárcamo, de la asociación Multilacta. Carlos González tiene otra visión: "La lactancia es una parte muy importante del ciclo de vida de la mujer. Por desgracia, la sociedad no comprende que, si no lo logra, es normal que le dé pena o rabia".

03 agosto 2010

Carlos Gonzalez es simplemente genial

Este Carlos Gonzalez es genial, dice:


Hola Dr. Carlos! Yo le dí pecho a mi hijo en exclusiva durante los 6 primeros meses y aun seguimos con la lactancia, ahora está a punto de cumplir los 4 años y mucha gente se escandaliza cuando lo digo. Dicen que esto ya no es normal, mi pregunta es: Si yo no desteto a mi hijo (no lo pienso hacer por que a el le gusta y yo no quiero hacerlo sufrir), hasta cuando sería bueno que el siguiera mamando?


Carlos responde: Es bueno que siga mamando hasta que usted le quiera dar y él quiera seguir mamando. Sencillamente, no hay ningún momento en que la lactancia sea "mala". Lo ideal sería que madre e hijo quisieran dejar la lactancia justo el mismo día. Pero, claro, eso sería mucha coincidencia. A veces, el niño quiere seguir y la madre lo quiere dejar. A veces, la madre quiere seguir y es el niño el que no quiere mamar, y no hay manera. Así es la vida, o se hace lo que quiere uno, o se hace lo que quiere el otro, y no pueden estar contentos los dos a la vez. Lo que es absurdo es que no se haga ni lo que quiere el niño ni lo que quiere la madre, sino lo que quiera una tercera persona que no tiene por qué meterse.
 
Hola, qué gusto poder preguntar directamente al Dr. Carlos González, gracias. Mi hija tiene 12 meses y sólo sabe dormirse con el pecho. Para mi, reconozco que empieza a hacerse muy duro porqué por las noches no descanso y tengo los pezones doloridos (cuando se despierta por la noche, también mama, claro). Pregunta: ¿Cómo puedo empezar el destete nocturno sin traumas?


CG El gusto es mío, gracias. Si se le ocurre un método más rápido y eficaz para dormir a su hija que con el pecho, pues hágalo. A veces el problema es, precisamente que queremos "dormir" al niño. Nuestras tatarabuelas probablemente se lo colgaban durante el día con la pañoleta, y les era igual si el bebé dormía o no dormía, ellas seguían a lo suyo. Y por la noche se metían con el bebé en la cama, y se dormían ellas, el bebé ya espabilará. Pero nosotros queremos dormirlos, y muchas veces, una vez dormido, los metemos en la cuna, y los bebés acaban pensando "más vale que no me duerma, porque me dejan en la cuna, y más vale que no suelte el pezón, porque la tía se va en cuanto la suelto". El libro de Elizabeth Pantley, "El sueño del bebé, sin lágrimas", trae sugerencias para que duerman sin el pecho en la boca.

¿Qué opina ud. acerca del acto de dar el pecho en público? no se trata de rasgarnos las vestiduras con falsa moralina, pero ciertamente ver un pecho desnudo en cualquier parte (plazas, parques, avenidas... vamos, donde sea) resulta bastante incómodo e incluso chocante para algunas personas. Como yo.


CG Cuando el niño mama, el pecho no se ve. Lo tapa la cabeza. Francamente, hay que estar muy atento para pillar a la madre justo en esos dos segundos, desde que se abre la blusa hasta que se enchufa al niño. Confieso que yo nunca he conseguido verlo. Eso sí, de pechos de estatuas de mármol, y de pechos en las vitrinas de los quioscos de prensa, nuestras plazas, parques y avenidas están llenos.

08 julio 2010

no dones leche en polvo en las emergencias por catástrofes, es peligroso

A veces no imaginamos por qué no debemos donar leche en polvo. En el caso de Monterrey, y con la escasez de agua, no hay condiciones de salubridad necesarias para preparar la leche. Les dejo las reflexiones al respecto del pediatra Carlos Gonzalez:


Las donaciones de leche para el biberón en casos de catástrofe (guerra, terremoto, inundación...) son sumamente peligrosas. En realidad no son donaciones, sino muestras gratuitas: es el medio por el que las empresas lácteas compiten para hacerse con nuevos mercados. Si estás atenta a las noticias, muchas veces habrás oído cómo ha salido un avión cargado de leche... raramente oirás de un avión cargado de macarrones o lentejas.


Porque las empresas que venden macarrones o lentejas, fuera de que alguna en concreto tenga un director especialmente generoso o solidario, no tienen un interés comercial en hacer una donación. Mientras el país en cuestión esté en ruinas, no pagarán por la comida; cuando superen la catástrofe, se comerán sus propias lentejas cultivadas en su país, o sus propios macarrones fabricados por empresas locales. En cambio, si en un país del tercer mundo consigues cargarte la lactancia, consigues que millones de madres abandonen la lactancia y millones de médicos y enfermeras aprendan las ventajas del biberón, que sin duda es buenísimo porque la asociación X nos lo regalaba para ayudarnos, luego tendrás un mercado cautivo que valdrá millones, porque esa leche no se fabrica en el país y la tendrán que importar, y acostumbrados a la marca Z probablemente seguirán comprando la marca Z. Hace años pidieron que los donativos fueran con una etiqueta blanca, "leche para bebés", sin marca, y los fabricantes, claro, no quisieron. Además, muchas veces la empresa fabricante se ahorra el transporte: se limita a entregarle las muestras gratuitas a una ONG (por suerte las ONG serias ya no las aceptan, pero a veces encuentras a un primo), o a un gobierno, y estos pagan los portes. Y el mercado de la lactancia, no nos engañemos, está en el tercer mundo. En España sólo nacen menos de 500.000 niños al año; en Indonesia más de 5 millones, en la India más de 25 millones... Son muchos más clientes, aunque algunos se mueran por el camino, aunque sólo se compren una lata de leche por semana y la diluyan para que dure...

Hace unos años, acababa de terminar la guerra de Sarajevo, conocí a un pediatra bosnio en un congreso. Había pasado hambre, estaba delgadísimo, y en las comidas recogía hasta la más minúscula miga de pan que cayera en el mantel y se la comía. Nos explicó como al principio de la guerra la mortalidad infantil aumentó espectacularmente, porque fueron inundados con muestras gratuitas. Claro, no todos los profesionales tienen buena formación sobre lactancia, igual que pasa aquí. Muchos empezaron a recomendar "ayuditas", pensaban que las madres, "estresadas" por la guerra, no tendrían leche, o que al quitarle a una madre mal alimentada la pesada "carga" de tener que dar el pecho le hacías un favor. Sin agua potable ni gas para hervirla (lo mismo que ocurre ahora en Gaza), cuando las explosiones destruyen las alcantarillas y la mierda inunda las plantas bajas... la mortalidad fue enorme. Tuvieron que ser los pediatras más concienciados los que fueran a quejarse a UNICEF, que convocó una reunión de todas las ONG sobre el terreno, acordaron no distribuir más donaciones, realizaron cursos para el personal... en pocos meses, mientras la guerra continuaba, habían conseguido tasas de lactancia materna más altas y una mortalidad infantil más baja que antes de la guerra.

Por supuesto algunos niños necesitan leche artificial en las guerras; pero para esos pocos ya se consigue leche sin necesidad de espectaculares cargamentos de muestras. Y esos niños, en esas condiciones, tienen un riesgo de muerte tan alto que ya no vale aquello de "la madre es libre para decidir, y si ha elegido la lactancia artificial...".En esas condiciones hay que hacer todo lo posible para que la madre relacte, aunque lleve meses sin dar el pecho, o para encontrar una nodriza. Y tristemente eso no es muy difícil, porque los bebés son más frágiles que los adultos: en cualquier catástrofe hay más madres sin bebé que bebés sin madre.

Saludos

Carlos González

06 julio 2010

La lactancia materna salva vidas en Monterrey

Testimonio de una mamá lactante en Monterrey, México:
NO DONES LECHE EN POLVO, es peligrosa para los bebés, no hay condiciones suficientes de higiene para prepararla.

Hola mamis les quiero compartir que mi bebita cumple 13 meses de Lactancia Materna ella es muy sana esta empezando a dar sus primeros pasos :) les quiero comentar que en mi ciudad llego hace unos dias el Huracan Alex y dejo un sinfin de desastres materiales, sin agua, sin luz, sin vias de comunicacion, la Lactancia materna salva vidas, se imaginan las personas que dan formula a sus bebes, sin tener agua limpia para hacer la formula, sin gas para hervir el agua ó sin luz para calentar la formula, y claro sin agua para seguir lavando los biberones. Mamis si es su deseo amamanten a sus
bebes:)
Nosotros estamos bien, sin agua potable pero conseguimos agua embotellada. A todos las mamis que estan en México, acudan a la cruz roja a donar para toda la gente que nos necesita en el norte del pais.
Gracias.
María de Jesús y Sophie en Santa Catarina MTY

Si necesitas ayuda para amamantar, llama a la Liga de La Leche www.llli.org/mexico

05 julio 2010

Separaciones tempranas, Laura Gutman


A continuación comparto un excelente artículo de la Terapeuta Argentina Laura Gutman, no sigamos haciendo a nuestros hijos lo que nosotros mismos padecimos
Separaciones tempranas

La necesidad básica primordial de todo niño humano, es el contacto corporal y emocional permanente con otro ser humano. No es más complicado que “eso”. Sin embargo, algo que debería ser sencillo y espontáneo, lo hemos convertido en un problema. Casi todos apuntamos a que el niño pequeño “no nos moleste”. Es extraño. Ninguna otra especie de mamíferos pretendería algo tan insólito de su propia cría. Pero para los humanos es común determinar que lo mejor es “dejarlo llorar”, “que no se mal acostumbre” o “que no se vuelva caprichoso”. Y nos resulta totalmente habitual que el cuerpo del niño esté separado: Solo en su cuna. Solo en su cochecito. Solo en su sillita.

Apenas nace, suponemos que debería dormir solo. Crece un poco, y ya opinamos que es grande para pedir brazos o mimos. Y si crece un poco más, es grande para quedarse en casa. Luego es grande para llorar. Después es grande para no quedarse en una fiesta de cumpleaños. Y por supuesto, siempre es grande para hacerse pis, o para tener miedo de los mosquitos o para no querer ir a la escuela. Si todo lo que necesitaba desde el momento de su nacimiento fue contacto y no lo obtuvo, sabe que su destino es quedarse solo. La necesidad de contacto no desaparece al no obtenerla, entonces su mejor opción será cambiar el modelo de llamada hacia un sistema más “escuchable” para el adulto y posiblemente más molesto. Generalmente el niño enferma. Casi todos los niños están enfermos de soledad. Pero los adultos no reconocemos en la enfermedad del niño, la necesidad desplazada de contacto y presencia.

Ahora bien, si cada uno de nosotros tuviésemos la valentía de recordar y sentir el dolor sufrido a causa de los métodos de crianza y educación que hemos padecido, y si pudiésemos ponernos las manos sobre el corazón y recordar las vejaciones, humillaciones y desamparos que hemos sufrido siendo niños, comprenderemos que todo esto se trata de una revancha. Descargamos la impaciencia, la incomprensión, la desdicha y el odio del que fuimos víctimas. Ahora pretendemos salvarnos y no tocar al niño, porque tocar nos duele. Nos duele el cuerpo rígido por falta de amor, nos duele la moral, nos duele el alma. ¿Estamos dispuestos a hacer algo por las futuras generaciones? Entonces resolvamos nuestro dolor infantil y pongamos nuestro cuerpo a disposición de quienes son niños hoy.
Laura Gutman

03 julio 2010

Diez cosas que hacer en lugar del castigo

Traducido por Ana Charfén, IBCLC.
Muchas veces podemos evitar el mal comportamiento de nuestros hijos, y evitar castigarlos:

Esto lo tengo impreso desde hace 11 años en una hoja pegada en la puerta de la cocina:


1. Prevén que ocurra el comportamiento no deseado, satisfaciendo las necesidades de tu hijo en el momento que las expresan. Este es tal vez el mejor acercamiento al problema. No solo previene el mal comportamiento, sino que le dice al niño que realmente lo amas y te preocupas por el. Con sus necesidades cubiertas, es libre de avanzar hacia el siguiente paso del aprendizaje.

2. Provee un ambiente seguro y a prueba de niños. No tiene caso tener objetos muy valiosos al alcance de un niño pequeño, cuando se pueden guardar hasta que el niño es suficientemente grande para manejarlos con cuidado. Para los niños mayores, dales oportunidades para que jueguen activamente.

3. Aplica la regla de oro. Piensa como te gustaría ser tratado si te encontraras a ti mismo en las mismas circunstancias que tu hijo, y tratalo de la misma manera, la naturaleza humana es la misma sin importar la edad.

4. Muestra empatía por los sentimiento de tu hijo. Aunque el comportamiento de tu hijo parezca ilógico, los sentimientos subyacentes y necesidades son reales y necesitan ser tomados en serio. Decir cosas como "Te ves realmante enojado" es una buena manera de mostrar a tu hijo que te preocupas por sus necesidades y sentimientos.

5. Valida los sentimientos de tu hijo, para que sepa que entiendes y te preocupas, que es aceptable tener cualquier sentimiento que muestre, y que no va a ser rechazado por tener cualquier clase de sentimientos. Por ejemplo: "Eso me asustó a mi también!"

6. Satisface la necesidad subyacente que condujo al comportamiento en primera instancia. Si castigamos solo el comportamiento externo, la necesidad no satisfecha resurgirá en otras maneras hasta que sea finalmente satisfecha. Un ejemplo sería: "Te sientes triste porque tu amigo se mudó?".

7. Mantente del lado de tu hijo. Siempre que sea posible trata de encontrar una solución en la que todos ganen y las necesidades de todos sean resueltas. Para adquirir habilidades de resolución de conflictos, considera un curso de comunicación sin violencia.

8. Asegúrale a tu hijo que es amado y apreciado. El llamado mal comportamiento es a menudo el modo del niño de expresar su necesidad de mas amor y atención, en el mejor modo que lo puede hacer en ese momento. Si pudiera expresar su necesidad de una manera más madura, lo haría. Por ejemplo, podrías preguntar: "te gustaría que leyéramos un libro para que estemos más tiempo juntos?"

9. Provee experiencias positivas alternas y actividades productivas. Ofrece crayones, lee una historia, dale un baño en tina para que juegue en el agua, o sal a caminar con el. Esto puede cambiar el foco de una situación que se ha convertido en demasiado estresante para resolverse en ese momento: "Vamos a jugar con plastilina!".

10. Preguntate a ti mismo: "Cuando recuerde esto me reiré?" Si así lo es, por que no empezar desde ahora?. Aprovecha la oportunidad de crear el tipo de memoria que quisieras tener cuando recuerdes este día. Las situaciones de más reto pueeden ser desactivadas con un poco de buen humor: "Oh no, pintaste a tu hermano de verde? esperen, voy por la cámara".

Programa de Radio Tema Lactancia Materna y La Liga de La Leche

Programa Crónicas de Salud con Ethel Soriano. Corresponde al 24 de junio de 2010. El tema es lactancia materna, hablan las Líderes Tammy Ruzansky y Ana Charfén

06 junio 2010

Un bebé prefiere el contacto con la madre a la comida


Un bebé prefiere el contacto con la madre a la comida


Adolfo Gómez Papí promueve otro modo de crianza, la lactancia materna, o que bebé y padres duerman juntos

Autor: Joel Gómez
Localidad: santiago/la voz.
Fecha de publicación: 4/6/2010

«Nuestra forma de crianza solo tiene 100 años» y se caracteriza por el «adultocentrismo: se tienen más en cuenta las necesidades de los padres y las aspiraciones de la sociedad para que sean productivos», afirma Adolfo Gómez Papí, pediatra del Hospital Universitario Juan XXIII de Tarragona, que presentó su libro El poder de las caricias. Crecer sin lágrimas .

La asociación Mámoa y la federación de grupos gallegos de lactancia materna organizaron la presencia de este experto. Defiende el parto natural y que se prolongue la lactancia el tiempo que sea posible: «conozco casos de bebés de 11 y 12 meses alimentados solo con pecho y están perfectamente», afirmó. «Mamar tiene el mismo origen etimológico que feliz y felicidad», hace mucho, pues, que se sabe que es bueno.

«Un bebé prefiere el contacto con la madre a la comida», señala, en eso hay parecido con otros mamíferos. Propone que el recién nacido duerma con sus padres para sentirlos, y que se evite su lloro: «No tienen por qué llorar, sino sentir el contacto piel con piel con su madre y notar su cariño, su calor y su calostro».

La primera hora que pasan juntos madre y criatura «es muy importante para que se establezca el vínculo afectivo y la relación de apego entre ellos», agrega.

Contacto y seguridad

Adolfo Gómez ha comprobado que «cuanto más contacto tiene la madre con el hijo más pendiente está de él». Las pequeñas criaturas «solo se sienten seguras cuando notan el contacto; no tienen noción del paso del tiempo, viven solo el presente: Si la madre le deja, aunque sea poco tiempo, no puede sentir que volverá enseguida, el mundo se le vuelve imposible; no aprenden a esperar por el padre o la madre cuando se ausentan y les dejan solos, en ese caso aprenden que no pueden contar con ellos», enfatizó.

En las primeras 24-36 horas de vida un bebé «es capaz de hacer más cosas de las que pensamos, tienen sensaciones y emociones, son más sensibles que conscientes, no tienen pensamientos racionales. Pero un bebé no puede existir solo sino que es esencialmente parte de una relación».

Adolfo Gómez admite que sus ideas tienen oposición entre colegas; y que hay presión de casas comerciales para favorecer unas prácticas familiares diferentes, la separación de padres y bebés «pero desde el momento de nacer debe haber siempre contacto, incluso si el parto es cesárea», reiteró.

Así habló en el Museo do Pobo Galego para un grupo de madres, muchas con bebés, y algunas embarazadas que se preparan para el parto; y por la tarde le organizaron un curso de lactancia materna con prematuros.

Apegado a mí - Gabriela Mistral


Velloncito de mi carne,

que en mi entraña yo tejí,
velloncito friolento,
¡duérmete apegado a mí!

La perdiz duerme en el trébol
escuchándole latir:
no te turben mis alientos,
¡duérmete apegado a mí!

Hierbecita temblorosa
asombrada de vivir,
no te sueltes de mi pecho:
¡duérmete apegado a mí!

Yo que todo lo he perdido
ahora tiemblo de dormir.
No resbales de mi brazo:
¡duérmete apegado a mí!

27 mayo 2010

Ley del trabajo en Mexico, lactancia y maternidad

¡Compra un rebozo para cargar a tu bebé!
Por Chely Marquez Ramirez

La LEY FEDERAL DEL TRABAJO, publicada en el Diario Oficial de la Federación en Abril de 1970, y que se ha reformado en varias ocasiones, regula las relaciones de trabajo, sindicatos, etc.


El título Quinto de dicha Ley regula el trabajo de las mujeres, inserto los artículos:

Artículo 164.- Las mujeres disfrutan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres.

Artículo 165.- Las modalidades que se consignan en este capítulo tienen como propósito fundamental, la protección de la maternidad.

Artículo 166.- Cuando se ponga en peligro la salud de la mujer, o la del producto, ya sea durante el estado de gestación o el de lactancia y sin que sufra perjuicio en su salario, prestaciones y derechos, no se podrá utilizar su trabajo en labores insalubres o peligrosas, trabajo nocturno industrial, en establecimientos comerciales o de servicio después de las diez de la noche, así como en horas extraordinarias.

Artículo 167.- Para los efectos de este título, son labores peligrosas o insalubres las que, por la naturaleza del trabajo, por las condiciones físicas, químicas y biológicas del medio en que se presta, o por la composición de la materia prima que se utilice, son capaces de actuar sobre la vida y la salud física y mental de la mujer en estado de gestación, o del producto.

Los reglamentos que se expidan determinarán los trabajos que quedan comprendidos en la definición anterior.

Artículo 168 y 169- (Se derogan).

Artículo 170.- Las madres trabajadoras tendrán los siguientes derechos:

I. Durante el período del embarazo, no realizarán trabajos que exijan esfuerzos considerables y signifiquen un peligro para su salud en relación con la gestación, tales como levantar, tirar o empujar grandes pesos, que produzcan trepidación, estar de pie durante largo tiempo o que actúen o puedan alterar su estado psíquico y nervioso;

II. Disfrutarán de un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto;

III. Los períodos de descanso a que se refiere la fracción anterior se prorrogarán por el tiempo necesario en el caso de que se encuentren imposibilitadas para trabajar a causa del embarazo o del parto;

IV. En el período de lactancia tendrán dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos, en lugar adecuado e higiénico que designe la empresa;

V. Durante los períodos de descanso a que se refiere la fracción II, percibirán su salario íntegro. En los casos de prórroga mencionados en la fracción III, tendrán derecho al cincuenta por ciento de su salario por un período no mayor de sesenta días;

VI. A regresar al puesto que desempeñaban, siempre que no haya transcurrido más de un año de la fecha del parto; y

VII. A que se computen en su antigüedad los períodos pre y postnatales.

Artículo 171.- Los servicios de guardería infantil se prestarán por el Instituto Mexicano del Seguro Social, de conformidad con su Ley y disposiciones reglamentarias.

Artículo 172.- En los establecimientos en que trabajen mujeres, el patrón debe mantener un número suficiente de asientos o sillas a disposición de las madres trabajadoras.


Por su parte, la Ley del Seguro Social regula las guarderías, y nada en específico sobre la lactancia, pero hay un artículo que me llamó la atención:

Artículo 94. En caso de maternidad, el Instituto otorgará a la asegurada durante el embarazo, el alumbramiento y el puerperio, las prestaciones siguientes:

I. Asistencia obstétrica;

II. Ayuda en especie por seis meses para lactancia, y

III. Una canastilla al nacer el hijo, cuyo importe será señalado por el Consejo Técnico.

El reglamento para la prestación del servicio de guarderías NO REGULA NADA RESPECTO A LA LACTANCIA.

La Norma que establece las disposiciones para la operación del servicio de guardería en su artículo 7.6.3 señala lo siguiente:

Se deberá facilitar y fomentar la práctica de la lactancia materna entre las madres aseguradas con menores que ingresen a las salas de lactantes.

Sin embargo, no precisa la forma de facilitar y fomentar, he sabido de guarderías de si aceptan la leche materna, otras que no, otras no saben la forma de conservación, almacenamiento, y de suministrarla (vaso, cucharita, gotero), obvio lo más cómodo es el conocido biberón.

En resumen chicas, nuestro país no tiene legislación ESPECIAL como otros países, respecto a la lactancia y caso concreto, los derechos de las madres trabajadoras, para recibir apoyo y realmente fomentar la lactancia.

La Fracción IV del artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo señala que se dará 1 hora a la madre trabajadora (dividido en 2 periodos de media hora), pero no señala si el período de lactancia será de 1 año, 2 años, 6 meses. El legislador "no sabe" (no se informó) lo que señala la OMS ni que se recomienda a demanda, bueno esa es otra historia.

En algunos casos es mejor, cuando la madre trabaja y quiere extraerse la leche, dividir esa hora en 3 descansos de 20 minutos, que resultan muy apropiados para cuando la mamá trabaja una jornada completa

He sabido que muchas madres no saben de este derecho y muchas otras (como bien sabemos) no tienen información sobre la lactancia y prefieren no amamantar a sus bebés; pero muchas otras llegan a un acuerdo con el patrón para que esa hora de lactancia sea tomada al iniciar su jornada o al terminar, es decir, entran una hora mas tarde o salen una hora mas temprano de trabajar.

Aunque en la Ley no dice hasta cuanto, el seguro social apoya la lactancia exclusiva hasta los 4 meses, tiempo después del cual empieza a mandar leches maternizadas. Esto podría ocasionar una "interpretación" por parte del patrón.
Sin embargo la OMS si tiene una declaración mundial con respecto a la lactancia materna y los bebés y niños de México y todo el mundo tienen derecho a una salud óptima


Tu puedes luchar para seguir amamantando mientras trabajas. Es un derecho tuyo y de tu bebé. Puedes pedir una carta de un Médico que indique las recomendaciónes de la OMS en cuanto a lactancia materna:
La lactancia natural es una forma sin parangón de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los lactantes; también es parte integrante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de las madres.» El examen de los datos científicos ha revelado que, a nivel poblacional, la lactancia materna exclusiva durante 6 meses es la forma de alimentación óptima para los lactantes. Posteriormente deben empezar a recibir alimentos complementarios, pero sin abandonar la lactancia materna hasta los 2 años o más

He aqui algunos fragmentos de la Ley Vigente en México, que te pueden ayudar a luchar en tu deseo de amamantar a tu bebé: Se subrayan las partes pertinentes

LEY GENERAL DE SALUD (7 DE Febrero de 1984), reforma publicada 16-11-2011
Artículo 64.- En la organización y operación de los servicios de salud destinados a la atención materno-infantil, las autoridades sanitarias competentes establecerán:
I. Procedimientos que permitan la participación activa de la familia en la prevención y atención oportuna de los padecimientos de los usuarios;
II. Acciones de orientación y vigilancia institucional, fomento a la lactancia materna y, en su caso, la ayuda alimentaria directa tendiente a mejorar el estado nutricional del grupo materno infantil;
III. Acciones para controlar las enfermedades prevenibles por vacunación, los procesos diarreicos y las infecciones respiratorias agudas de los menores de 5 años, y
IV. Acciones de capacitación para fortalecer la competencia técnica de las parteras tradicionales, para la atención del embarazo, parto y puerperio.

LEY PARA LA PROTECCION DE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES (29 de Mayo de 2000)
Artículo 28. Niñas, niños y adolescentes tienen derecho a la salud. Las autoridades federales, del Distrito Federal, estatales y municipales en el ámbito de sus respectivas competencias, se mantendrán coordinados a fin de:
A. Reducir la mortalidad infantil.
B. Asegurarles asistencia médica y sanitaria para la prevención, tratamiento y la rehabilitación de su salud.
C. Promover la lactancia materna

REGLAMENTO DE LA LEY GENERAL DE SALUD EN MATERIA DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE ATENCIÓN MÉDICA. (14 DE Mayo de 1986)
ARTICULO 98.- El personal responsable de los servicios de cuna y similares de un hospital gineco-obstétrico, estará obligado a fomentar la lactancia materna. Sólo estarán facultados para indicar fórmulas artificiales para la alimentación de recién nacidos, los médicos que atiendan a éstos durante su estancia en el hospital.



 REGLAMENTOS DE SERVICIOS MÉDICOS; PARA LA PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS DE GUARDERÍA, Y PARA EL TRÁMITE Y RESOLUCIÓN DE LAS QUEJAS ADMINISTRATIVAS ANTE EL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL
Artículo 34.- El derecho a recibir la asistencia obstétrica necesaria comenzará a partir del día en que el Instituto certifique el estado de embarazo, momento en el cual se determinará la fecha probable del parto de acuerdo a los criterios técnico-médicos y el cómputo de los días de incapacidad a que se refiere el artículo 101 de la Ley.
Artículo 35.- La ayuda para lactancia consistente en el suministro por parte del Instituto, de un sucedáneo de leche humana para el hijo de la asegurada o de la esposa o concubina del asegurado o pensionado, o a falta de éstos a la persona encargada de alimentar al niño. Esta prestación se proporcionará durante seis meses en el primer año de vida; iniciándose de preferencia después de los 4 a 6 meses de edad del niño o antes previa valoración por el médico tratante del Instituto, para definir el sucedáneo de leche más apropiado.


LEY GENERAL DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS PARA LA ATENCIÓN, CUIDADO Y DESARROLLO INTEGRAL INFANTIL (Octubre 2011)
Artículo 11. El Ejecutivo Federal por conducto de sus dependencias y entidades, los Poderes
Ejecutivos de los Estados, del Distrito Federal y los órganos político-administrativos de sus demarcaciones territoriales y los Municipios garantizarán, en el ámbito de sus competencias, que la prestación de los servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil se oriente a lograr la observancia y ejercicio de los siguientes derechos de niñas y niños:
I. A un entorno seguro, afectivo y libre de violencia;
II. Al cuidado y protección contra actos u omisiones que puedan afectar su integridad física o psicológica;
III. A la atención y promoción de la salud;
IV. A recibir la alimentación que les permita tener una nutrición adecuada;
V. A recibir orientación y educación apropiada a su edad, orientadas a lograr un desarrollo físico, cognitivo, afectivo y social hasta el máximo de sus posibilidades, así como a la comprensión y el ejercicio de sus derechos;
VI. Al descanso, al juego y al esparcimiento;
VII. A la no discriminación;
VIII. A recibir servicios de calidad y con calidez, por parte de personal apto, suficiente y que cuente con formación o capacidades desde un enfoque de los derechos de la niñez, y
IX. A participar, ser consultado, expresar libremente sus ideas y opiniones sobre los asuntos que les atañen y a que dichas opiniones sean tomadas en cuenta.

Artículo 12.- Con el fin de garantizar el cumplimiento de los servicios a que se refiere esta Ley, en los Centros de Atención se contemplarán las siguientes actividades:
I. Protección y seguridad;
II. Supervisión e inspección efectiva en materia de protección civil;
III. Fomento al cuidado de la salud;
IV. Atención médica en caso de urgencia, la cual podrá brindarse en el Centro de Atención o a
través de instituciones de salud públicas o privadas;
V. Alimentación adecuada y suficiente para su nutrición;
VI. Fomento a la comprensión y ejercicio de los derechos de niñas y niños;
VII. Descanso, esparcimiento, juego y actividades recreativas propias de su edad;
VIII. Apoyo al desarrollo biológico, cognoscitivo, psicomotriz, y socio-afectivo;
IX. Enseñanza del lenguaje y comunicación;
X. Información y apoyo a los padres, tutores o quienes tengan la responsabilidad del cuidado o
crianza, para fortalecer la comprensión de sus funciones en la educación de niñas y niños.

Artículo 64. La madre, el padre, tutor o la persona que tenga la responsabilidad de cuidado y crianza, podrá solicitar la intervención de la autoridad correspondiente para reportar cualquier irregularidad o incumplimiento a la normatividad o factor que pueda constituir un riesgo en los Centros de Atención.

En cuanto al PROYECTO de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-007-SSA2-2010, Para la atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, y del recién nacido.



PROYECTO DE NORMA OFICIAL MEXICANA PROY-NOM-007-SSA2-2010, PARA LA ATENCION DE LA
MUJER DURANTE EL EMBARAZO, PARTO Y PUERPERIO, Y DEL RECIEN NACIDO DOF: 05/11/2012
Menciona en el apartando 5.7 la atención con respecto a la lactancia materna:



5.6.13 Evitar como práctica rutinaria la circuncisión, toda vez que no existe evidencia científica que compruebe un beneficio directo al recién nacido.
5.7 Protección y fomento de la lactancia materna exclusiva
5.7.1 En toda unidad de salud que proporcione atención obstétrica, se aplicarán criterios y procedimientos para favorecer la práctica de la lactancia materna exclusiva, así como el alojamiento conjunto, atendiendo a las condiciones sociales, culturales y laborales de la mujer lactante.
5.7.2 Se deberá promover la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses del recién nacido y promover continuarla de manera complementaria hasta el segundo año de vida.
5.7.3 Durante la lactancia, se vigilarán estrechamente la prescripción y el uso de medicamentos administrados a la madre, conforme al Apéndice Normativo D.
5.7.4 En las unidades de salud no se permitirá promover fórmulas para lactantes o alimentos que sustituyan la leche materna.
5.7.5 La entrega o la indicación de sucedáneos de la leche materna a menores de cuatro meses, únicamente se hará bajo prescripción médica y así se registrará en el expediente clínico.
5.7.6 Las unidades médicas deben ofrecer las condiciones para que las madres puedan practicar la lactancia materna exclusiva, excepto en casos médicamente justificados. Deberá informarse diariamente a las embarazadas y puérperas acerca de los beneficios de la lactancia materna exclusiva y de los riesgos derivados del uso del biberón y leches industrializadas.
5.7.7 En las unidades de salud no se emplearán representantes de servicios profesionales, de enfermeras de maternidad o personal análogo remunerado por los fabricantes o los distribuidores de los productos lácteos.

Aquí las modificaciones a diversas leyes que entraran en vigor a partir de 2015 pero se da un plazo de 365 a partir de entonces para que se adecuen a ellos las instituciones como IMSS e ISSSTE, esto es a nivel federal por lo que serán aplicables en toda la república como en el caso que comentaban el seguro social debe cambiar sus politicas aunque hay que esperar y ver la efectividad de estas reformas quiza aun insuficientes para elevar las tazas de lactancia materna en MéxicoEsta es una actualización en el Diario Oficial de la Federación,  : http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5339161&fecha=02%2F04%2F2014

DOF: 02/04/2014

DECRETO por el que se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Ley General de Salud; de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del artículo 123 Constitucional; de la Ley del Seguro Social; de laLey del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado; de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República.

ENRIQUE PEÑA NIETO, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes sabed:
Que el Honorable Congreso de la Unión, se ha servido dirigirme el siguiente
DECRETO
"EL CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, D E C R E T A :
SE ADICIONAN Y REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LA LEY GENERAL DE SALUD; DE LA LEY FEDERAL DE LOS TRABAJADORES AL SERVICIO DEL ESTADO, REGLAMENTARIA DEL APARTADO B) DEL ARTÍCULO 123 CONSTITUCIONAL; DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL; DE LA LEY DEL INSTITUTO DE SEGURIDAD Y SERVICIOS SOCIALES DE LOS TRABAJADORES DEL ESTADO; DE LA LEY PARA LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES, Y DE LA LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA:
Artículo Primero.- Se reforma la fracción II del artículo 64 de la Ley General de Salud, para quedar como sigue:
Artículo 64. ...
I.     ...
II.     Acciones de orientación y vigilancia institucional, capacitación y fomento para la lactancia materna y amamantamiento, incentivando a que la leche materna sea alimento exclusivo durante seis meses y complementario hasta avanzado el segundo año de vida y, en su caso, la ayuda alimentaria directa tendiente a mejorar el estado nutricional del grupo materno infantil;
II Bis a IV. ...
Artículo Segundo.- Se reforma el artículo 28 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del artículo 123 Constitucional, para quedar como sigue:
Artículo 28.- Las mujeres disfrutarán de un mes de descanso antes de la fecha que aproximadamente se fije para el parto, y de otros dos después del mismo. Durante la lactancia tendrán derecho a decidir entre contar con dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, o bien, un descanso extraordinario por día, de una hora para amamantar a sus hijos o para realizar la extracción manual de leche, en lugar adecuado e higiénico que designe la institución o dependencia y tendrán acceso a la capacitación y fomento para la lactancia materna y amamantamiento, incentivando a que la leche materna sea alimento exclusivodurante seis meses y complementario hasta avanzado el segundo año de edad.
Artículo Tercero.- Se reforma la fracción II y se adiciona una fracción III, recorriéndose la actual en su orden, al artículo 94 de la Ley del Seguro Social, para quedar como sigue.
Artículo 94. ...
I.     ...
II.     Ayuda en especie por seis meses para lactancia y capacitación y fomento para la lactancia materna y amamantamiento, incentivando a que la leche materna sea alimento exclusivo durante seis meses y complementario hasta avanzado el segundo año de vida;
III.    Durante el período de lactancia tendrán derecho a decidir entre contar con dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, o bien, un descanso extraordinario por día, de una hora para amamantar a sus hijos o para efectuar la extracción manual de leche, en lugar adecuado e higiénico que designe la institución o dependencia, y
IV.   Una canastilla al nacer el hijo, cuyo importe será señalado por el Consejo Técnico.
Artículo Cuarto.- Se reforma la fracción II, y se adiciona una fracción III, recorriéndose la actual en su orden, al artículo 39 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, para quedar como sigue:
Artículo 39. ...
I.     ...
II.     A la capacitación y fomento para la lactancia materna y amamantamiento, incentivando a que la leche materna sea alimento exclusivo durante seis meses y complementario hasta avanzado el segundo año de vida y ayuda para la lactancia cuando, según dictamen médico, exista incapacidad física o laboral para amamantar al hijo. Esta ayuda será proporcionada en especie, hasta por un lapso de seis meses con posterioridad al nacimiento, y se entregará a la madre o, a falta de esta, a la persona encargada de alimentarlo;
III.    Durante el período de lactancia tendrán derecho a decidir entre contar con dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, o bien, un descanso extraordinario por día, de una hora para amamantar a sus hijos o para realizar la extracción manual de leche, en lugar adecuado e higiénico que designe la institución o dependencia, y
IV.   Con cargo al seguro de salud, una canastilla de maternidad, al nacer el hijo, cuyo costo será señalado periódicamente por el Instituto, mediante acuerdo de la Junta Directiva.
Artículo Quinto.- Se reforma el artículo 28, numeral C, de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para quedar como sigue:
Artículo 28. Niñas, Niños y Adolescentes tienen derecho a la salud. Las autoridades federales, del Distrito Federal, estatales y municipales en el ámbito de sus respectivas competencias, se mantendrán coordinados a fin de:
A.    ...
B.    ...
C.    Capacitar y fomentar la lactancia materna y amamantamiento, incentivando a que la leche materna sea alimento exclusivo durante seis meses y complementario hasta avanzado el segundo año de edad.
D. a J. ...
Artículo Sexto.- Se reforma el artículo 11 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para quedar como sigue:
Artículo 11. Constituye violencia laboral: la negativa ilegal a contratar a la Víctima o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; la descalificación del trabajo realizado, las amenazas, la intimidación, las humillaciones, la explotación, el impedimento a las mujeres de llevar a cabo el período de lactancia previsto en la ley y todo tipo de discriminación por condición de género.
TRANSITORIOS
PRIMERO. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
SEGUNDO. Se concede un plazo de trescientos sesenta y cinco días naturales, contados a partir de la fecha en que entren en vigor estas modificaciones, para que las empresas, instituciones, dependencias y, en general, todos los obligados conforme a este Decreto efectúen las adecuaciones físicas necesarias para dar cumplimiento a las disposiciones de la ley correspondiente.
México, D.F., a 20 de febrero de 2014.- Sen. Raúl Cervantes Andrade, Presidente.- Dip. Ricardo Anaya Cortés, Presidente.- Sen. Rosa Adriana Díaz Lizama, Secretaria.- Dip. Magdalena del Socorro Núñez Monreal, Secretaria.- Rúbricas."
En cumplimiento de lo dispuesto por la fracción I del Artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y para su debida publicación y observancia, expido el presente Decreto en la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad de México, Distrito Federal, a veintiocho de marzo de dos mil catorce.- Enrique Peña Nieto.- Rúbrica.- El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.- Rúbrica.




¡Carga a tu bebé!