19 agosto 2012

El Dr. Jack Newman está cansado de que se diga que la fórmula y la leche humana se parecen, NO se parecen

Por Dr. Jack Newman
traducido por Ana Charfén IBCLC
Estoy cansado de escuchar "Mis hijos no fueron amamantados y  están bien". Es cierto que podría ser. Por suerte, los seres humanos somos muy adaptables, a diferencia de otros mamíferos. Un potro que no recibe calostro de su madre va a morir de infección porque los caballos, a diferencia de los humanos, no tienen anticuerpos a través de la placenta durante el embarazo y por lo tanto necesitan el calostro para protegerlos de las bacterias y los virus. Muchos bebés humanos no reciben el calostro de su madre y si toman fórmula en su lugar y sobreviven. Esto no quiere decir que no tiene importancia.
Se dice que el 75% de todos los niños tendrán al menos una infección de oído antes de los tres años de edad. Los pediatras lo considerarían normal. Pero no lo es. Hay pruebas de que la lactancia materna protege contra infecciones de oído, aunque, por supuesto, no al 100%. No hay tal cosa como el 100% de protección. Las infecciones del oído causan mucho sufrimiento tanto para el niño que la padece como para los padres que cuidan del niño. A veces hay efectos a largo plazo, tales como infecciones recurrentes o crónicas que interfieren con la audición y que requieren cirugía. La mayoría de los padres aún diría "mi hijo está bien" siempre y cuando el niño no tiene lo que el padre considera una enfermedad grave, crónica como la diabetes.
Es importante no olvidar que las fórmulas de hoy se supone que son muy superiores a lo que alguien de 30 años o mayores de 60 años habrían tenido como su alimentación siendo bebés (según las empresas de mercadeo de las fórmulas). Cuando estaba en la escuela de medicina, las fórmulas comerciales estaban disponibles, pero la mayoría de la gente no las usabamos, probablemente debido a que hacer nuestra propia fórmula era mucho menos caro pero "igual de bueno". Estas fórmulas  hechas en casa solían utilizar mezclas de leche homogeneizada o leche evaporada, además de añadir más agua y jarabe de maíz. Estas se consideraban en su momento ser "tan buenas como la lactancia materna". Y sin embargo, todo el mundo hoy en día, incluso los que dicen que la lactancia materna no es lo mejor, estarína de acuerdo en que la leche de vaca, más agua, más jarabe de maíz no es tan buena como las fórmulas de hoy. En otras palabras, las madres dijeron tonterías y disparates a menudo porque vinieron de un pediatra, las madres, naturalmente, lo creían porque los pediatras "saben" sobre la alimentación infantil, "que es su especialidad".
Pero veamos un poco más con respecto a la fórmula. Cada pocos años, las fórmulas se "mejoran". La mejora comercializable más reciente ha sido la adición de cadena larga de ácidos grasos poliinsaturados (DHA y ARA) a la fórmula. (que la leche humana naturalmente contiene) Esta "mejora", acompañada de una gran campaña engañosa y desvergonzada, se supone que dan lugar a que el bebé sea más inteligente y vea mejor. ¿Es así? No lo sé. Los estudios no financiados por las compañías de fórmula dicen que no. Pero digamos que el DHA y ARA, de hecho, hacen que el bebé sea más inteligente y mejoran su visión. ¿No significa eso que hasta antes de principios de la década de 2000, cuando el DHA y el ARA se añadieron a las fórmulas, todos los bebés alimentados con fórmula fueron alimentados con leche que interfiere con el desarrollo intelectual? "Fórmulas nuevas y mejoradas" salen de vez en cuando. En la década de 1970, la taurina (un aminoácido presente en la leche materna) se añadió a fin de que la visión de los bebés fuera mejor. ¿Y antes de la década de 1970 cuando los bebés no recibieron taurina? En la década de 1990, los bebés ahora pueden obtener fórmulas con nucleótidos que se supone sirven para aumentar la inmunidad. Pero ¿qué pasa con los bebés alimentados artificialmente antes de la década de 1990? No obtuvieron nucleótidos. La cuestión se reduce a: ¿son estas adiciones importantes para la salud del bebé o no? Si no, nos están vendiendo mentiras. Si es así, nos han puesto en peligro la salud de cientos de millones de bebés. Y lo siguen haciendo, porque en la fórmula siguen faltando elementos importantes para proteger y mantener la salud de su bebé. Espere a que, en los próximos años, algo presente en la leche materna se añadirá a las fórmulas que nunca lo habían tenido, y una nueva campaña de marketing intentará convencer a millones de padres (y pediatras) que esta nueva fórmula es mejor que los anteriores y aún más cerca a la leche materna.

18 agosto 2012

Colgada de mi cuerpo

Colgada de mi cuerpo
Te encuentro me encuentro
Unidas en una relación que me da mas de lo que doy
En tus ojos me alimento
A cambio te llenas de leche
Que no vemos, solo la sentimos
De mi hacia ti

Un relámpago traspasa mi seno
El liquido fluye
Tu lo aceptas ávidamente
Tu ser tenso, gimoteante
Va languideciendo
Entrecerrandose
Hasta que una sonrisa dormida
Me asegura que estas saciada

Ese liquido santo
Nadie lo ve
Solo lo sentimos tu y yo
En una danza constante
En la cual tu te meces en mis brazos
Y encuentro
En tus mejillas sonrojadas
Tu pelo húmedo
Tu cuerpo dormido
La razón de mi Vida


Ana Charfén, IBCLC


¡Carga a tu bebé!